El grupo Oleícola Jaén adquiere la orujera de La Carolina y la pondrá en marcha para la próxima campaña

El director operativo del grupo Oleícola Jaén, Joaquín Morillo, ha indicado a Europa Press que la operación ha tardado unos tres meses en cerrarse y que finalmente hace escasos días se firmaron las escrituras públicas de la adquisición a Aceites Pina de la planta de aprovechamiento de subproductos del olivar de la Carolina.

La planta llevaba un par de años cerrada por lo que su adquisición supondrá el regreso de la actividad vinculada al aprovechamiento de los subproductos de la actividad productora de aceite de oliva.

La orujera adquirida se extiende sobre 20 hectáreas de terreno, consta de dos secaderos, una planta de extractora física de orujo y balsas de gran capacidad para el alperujo, que tras las correspondientes remodelaciones, actualizaciones y modernización estarán en pleno funcionamiento para la campaña 2017/18.

La capacidad para el procesamiento de más de 200.000 toneladas de alperujo por campaña con un rendimiento de unas 4.000 toneladas de aceite y unas 66.000 toneladas de biomasa, capacidades que posicionarán al grupo a la vanguardia del sector.

Bioland Energy, empresa del grupo Oleícola Jaén, será la encargada de procesar el orujo producido en las almazaras de las localidades cercanas de La Carolina. De esta forma se pretende dar una respuesta medioambiental a los subproductos de la principal actividad económica de Jaén, la elaboración de aceite de oliva

Con esta actividad se crearán veinte puestos de trabajo directos -antiguos trabajadores de la planta de Pina que tenían contratos fijos y fijos discontinuos-, y unos cuarenta indirectos, además de precisar servicios de unas quince empresas de la zona. La facturación prevista es de unos 12 millones de euros por campaña, que se sumarán al entorno de otros 12 millones de la planta orujera que el grupo tiene en Baeza.

La adquisición de esta orujera en La Carolina forma parte del plan estratégico diseñado por el grupo Oleícola Jaén para el próximo quinquenio y que cuenta con diversos ejes de actuación para el desarrollo y optimización de sus distintas áreas de negocio y unidades organizativas.

La sede del grupo continuara en Baeza, así como las actividades que se vienen realizando, manteniendo los mismos puestos de trabajo. Morillo se ha mostrado satisfecho con la adquisición de la nueva planta en La Carolina ya que “esta nueva inversión es un gran reto para el grupo de Oleícola Jaén, en el que somos el punto verde de culminación del procesado de productos y subproductos dentro del ámbito oleícola, donde el proceso termina con el mayor respeto hacia el medio ambiente”.

Ha recordado que Oleícola Jaén es un grupo que se dedica tanto a la producción de aceite de oliva virgen como al aprovechamiento de los subproductos del olivar como es el uso del hueso de aceituna como combustible o la extracción del aceite de orujo. En esta línea ha apuntado que la adquisición de la nueva orujera es “un salto muy importante para el grupo”, no solo por ser un nuevo destino donde rentabilizar los subproductos no solo del propio grupo sino también de la comarca.

Fuente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,
visite nuestra politica de datos

ACEPTAR
Aviso de cookies